viernes, 26 de marzo de 2010

El arte griego

Revisión de las diapositivas de arte griego, comentadas.


sábado, 20 de marzo de 2010

cortiblog 21

SOBRE LA JERARQUÍA DE VALORES


Dado que el humor no sólo entretiene sino que es un signo de inteligencia, voy dejar aquí un chiste basado en una inversión de la jerarquía de valores. Ya sabéis: qué vale más que qué, qué debería estar en la cima de mis valores y qué en otra escala.

Los chistes tienen tendencia a ser universales. En cada lugar coinciden los mismos tópicos, aunque cambien las etiquetas. Si para hacer chistes de tacaños nosotros nos metemos con los catalanes, en Inglaterra cuelgan este sanbenito a los escoceses. Para no herir sentimientos más cercanos, voy a mantener la versión que me contaron.



Un escocés llevó a su hijo a subir a una avioneta acrobática. Tras intentar regatear con el piloto por el precio del viaje, éste se cansó y le dijo: "si es capaz de no dar un sólo grito cuando estemos volando, se lo dejo gratis".


Ya volando, el piloto se dijo "esta es la mía". Y empezó a hacer acrobacias tremendas, volando boca abajo, con giros y rizos cerrados y vertiginosos, a toda velocidad. El escocés ni mu.


Cuando bajaron, el piloto no pudo menos que felicitarle por tanto aguante, a lo que respondió el escocés:
¡Pues estuve muy a punto cuando se me cayó el niño!
!

Éticas formales: el existencialismo de Sartre

EL EXISTENCIALISMO DE SARTRE









Existencialismo

........La formulación más explícita y conocida de esta corriente la expresó Sartre en su célebre frase: "la existencia precede a la esencia". Significa que, antes de tener una identidad que nos defina, tenemos que ir haciéndonos a nosotros mismos. Nacemos, pues, sin naturaleza alguna. El sentido de nuestra vida no estará, como defendía Aristóteles, en desarrollar nuestra naturaleza, nuestras potencialidades. No tenemos naturaleza alguna. Nuestra vida no tiene más sentido que el que nosotros elijamos darle.

.......Si Kant parte de una concepción dual de la naturaleza humana, Sartre parte de la carencia de esencia del hombre. El hombre es concebido como un ser-por-hacer, un pro-yecto (pro-yectum, situado de antemano). Antes de ser, existimos, y al existir vamos conformando nuestra esencia, esto es, lo que somos. Por eso el ser humano existe como proyecto: un proyecto que consiste en formarse a sí mismo.
.......El único rasgo con que se prodría definir a priori la naturaleza humana es la libertad. Ésta nos es consustancial, no podemos dejar de elegir constantemente. Estamos condenados a ser libres.

Ética formal


........Ya vimos que las éticas formales son aquéllas que no se basan en el contenido de la acción (el bien, como objetivo último) sino en su forma, en su obligatoriedad (el deber). La ética que propone Sartre no se basa en ningún valor como contenido, porque no hay valores con entidad objetiva. Lo que le separa radicalmente de la ética kantiana, de forma más destacable, es que la de Kant es una ética objetiva: el deber se capta por la razón. La de Sartre niega toda objetividad a la moral: es plenamente subjetiva y fruto exclusivo de la elección de cada cual. Ahora bien, no deja de ser moral. Como definimos en otra entrada, lo que caracteriza el juicio o sentimiento moral es que es universal y desinteresado. Desde cualquier teoría, al hablar de moral y darle uno u otro sentido y naturaleza, tenemos que saber de qué estamos hablando. Esos dos rasgos se mantienen en Sarte. Al crear los valores hemos de ser fieles a ellos como proyecto vital. Hay que elegir como si se eligiera en nombre de toda la humanidad (principio de universalidad; algo parecido a una reformulación del imperativo categórico).


.........El mundo está vacío de valores, pero nosotros debemos llenarlo. "Decir que nosotros creamos los valores no significa más que esto: la vida, a priori, no tiene sentido; le corresponde a cada uno darle sentido y el valor no es sino ese sentido que se elige". La virtud consistirá en ser auténtico frente a la despersonalización, en comprometerse en la lucha contra la injusticia y, en suma, en el intento de realizarse plenamente como hombre.


Frases para reflexionar sobre una época


- "Dios ha muerto" Nietzsche.
- "Si Dios ha muerto, todo está permitido" (Dostoievski).

domingo, 14 de marzo de 2010

La ciencia en la época helénica: escuela pitagórica


"Los pitágoricos conciben las cosas como números porque conciben los números como cosas".

Aristóteles



ESCUELA PITAGÓRICA (s. VI-V a.C.)



Pitágoras de Samos es el famoso filósofo y matemático que da nombre a esta escuela. Nació en el 578 a.C., en Samos, en una época en que esta localidad competía en poder comercial con Mileto. Por razones políticas (huyendo de la tiranía de Polícrates) se dirigió hacia occidente, a la Magna Grecia, concretamente a Crotona, donde fundará su escuela entre el 532 y el 520 a.C. Se trataba de una escuela filosófica teñida con tintes místicos, religiosos y políticos, pero cuya trascendencia se ha debido a su gran desarrollo de las matemáticas. En efecto, lo más destacado de la filosofía es el hecho de que Pitágoras identifica los números con dioses. Idea que, de primeras, suele parecer estrafalaria, pero que tiene un sentido más profundo de lo que parece, y que se relaciona con la naturaleza cualitativa de las matemáticas.

...........Entre sus principales aportaciones destacan la formulación del famoso teorema y transformación de las áreas equivalentes, el invento de una tabla de multiplicar, el estudio de los números irracionales, el estudio de la relación entre música y matemáticas (relación entre la altura de un sonido y la longitud de la cuerda de la lira y posibilidad de representar los intervalos de la escala con razones numéricas) y establecer esa concepción matemática del mundo que, en su aplicación física, sienta las bases de la ingeniería.
..........Algunos pitagóricos destacados de esta primera etapa son: Filolao, Arquitas, Alcmeón, Damón, Fintias, Kerkops, Petrón, Brontino, Hipaso, Califón, Demódeques, Permenisco, Oquelos, Timeo, Hiqueto, Ekfanto, Eurito, Simias, Cebes, Ejecrates, Arion y Lisis.

Filolao de Crotona, (480 a.C.). Según DL (VIII, 85) fue el primero que sistematizó el pitagorismo con la publicación de los "libros pitagóricos". Consideraba la naturaleza entera como compuesta por dos principios opuestos: lo Limitado (masculino) y lo Ilimitado (femenino) los cuales, al entrar en relación, generan la armonía. Se le atribuye también haber asignado números a las dimensiones: el punto sería el uno, la línea el dos, el plano el tres... Y continúa con: el color el 5, animación 6, razón 7, amor (e inteligencia) 8. Desarrolló también una cosmología situando un fuego en el centro del universo, al que identifica con Hestia, y nueve cuerpos que giran a su alrededor: Antichton o antitierra, la Tierra, la Luna, el Sol y los cinco planetas conocidos, todo ello englobado por la espera de las estrellas fijas. De este modo el mundo responde al número perfecto 10.


Arquitas de Tarento (428-347 a.C.): amigo de Platón y discípulo de Filolao, se le atribuye haberle dado a la secta un carácter más científico.
-Damón y Fintias: vivieron en época de Dionisio I de Siracusa, y pasaron a la historia de forma anecdótica, por su gran amistad.
-Oenopide de Chios: fue el primero en resolver el problema de trazar a una recta indefinida y desde un punto exterior a ella una perpendicular (que es la proposición 12 del libro 1 de los Elementos de Euclides).

-Timeo: natural de Lócride, una polis cercana a Crotona, fue seguramente contemporáneo de Sócrates. Concido sobre todo por dar título a un famoso diálogo de Platón, en el que pone en su boca su doctrina cosmogónica, hablando de los cuerpos perfectos y la divina proporción.
-Hipasos de Metaponto (500 a.C.-): algunos le atribuyen el descubrimiento de los números irracionales; fue expulsado por romper su voto de silencio, según algunos al revelar ese secreto, según otros el de las propiedades del dodecaedro.
-Zópiro de Tarento (s.IV a.C.): inventor y perfeccionador de maquinaria bélica (los pitagóricos fueron también grandes ingenieros), se le atribuye ser el autor de la Crátera, poema órfico (Kingsley).


Debido a rivalidades políticas y rebeliones del pueblo la escuela pitagórica de Crotona fue incendiada y muchos perecieron en el incendio. Algunos dicen que el propio Pitágoras murió allí, aunque es más probable que huyera a Metaponto, donde moriría.

Sagrada Tetractys

martes, 9 de marzo de 2010

La ciencia en la época helénica, introducción

LA CIENCIA EN LA ÉPOCA HELÉNICA



Desde antiguo el hombre se ha preguntado de qué está hecho el mundo. Al igual que la filosofía, y muy estrechamente unida a ella, la ciencia griega nace en Jonia. El primer paso hacia la ciencia se da con la búsqueda del arché, primer principio de la naturaleza. Ya sea el fuego, el agua, el aire o la tierra, los cuatro juntos o cualquier otro elemento desconocido e invisible, los planteamientos de los griegos antiguos dieron paso a teorías sobre el comportamiento de la materia y a experimentos conducentes a descubrir la respuesta.





La anterior clasificación se basa en el tipo de respuesta que se da al tema del elemento origen o principio: si se reduce a uno o a varios. También se puede considerar si se busca un principio material o de otra naturaleza (como los números de Pitágoras, el nous o inteligencia...)

Según su ubicación geográfica, se suele clasificar en las siguientes escuelas: la JÓNICA, dividida a su vez en la de milesios, efesios y eléatas; la ITÁLICA o PITAGÓRICA, que desarrolló la investigación matemática y la ingeniería; la HIPOCRÁTICA, cuyo nombre debe a su autor, centrada en la medicina.


Principales aportaciones y antecedentes científicos


Tales. Aporta los primeros teoremas y proposiciones en matemáticas y geometría. Predijo el eclipse solar del 585 a.C.; descubrió la fórmula para el cálculo de la altura de una pirámide y también para la distancia de los barcos. Es conocida su anécdota sobre la previsión de la cosecha aceitunas: cuando alguien le dijo que ser filósofo era inútil, le demostró que podía hacerse rico con sus conocimientos, pero esa no era su aspiración.

Anaximandro. Aportó su teoría del ápeiron como primer principio; realmente, lo que no tiene límite o forma, lo no mesurado o indefinido. Es considerado el primer pensador evolucionista; afirmaba que los hombres nacieron en principio de los peces. (Biología)

Anaxímenes. Sitúa como principio de todo el aire (pneuma), quizá inspirado en el aliento vital. Desarrolla los conceptos de rarefacción y condensación. (Física)

Junto a estos, tenemos la polaridad suscitada entre Heráclito y Parménides. O bien no existe el movimiento, porque se contradice con la lógica (lo que es, es; a = a, por tanto es imposible que a y no a al mismo tiempo) o bien nada es (el famoso "todo fluye" -panta rei-). Tal polémica dará mucho juego en el estudio del conocimiento racional y el de los sentidos. (Lógica y epistemología)

Parménides de Elea: su monismo metafísico (distingue únicamente el ser y la nada), que impide el progreso científico, suscita la necesidad de explicar el cambio a partir de la permanencia de principios no perceptibles por los sentidos. De este modo, abre las puertas a teorías como el atomismo para explicar el cambio y la permanencia del ser. (Física)


Heráclito de Éfeso: es el contrapunto de Parmémides, ya que en vez de negar el movimiento, lo pone como principio evidente para acabar negando el ser. Aporta el fuego como elemento primordial y la ley de transformación por la oposición de los opuestos. El fuego es el elemento transmutador de la materia por antonomasia. Se añade como suprema virtud el escuchar y entender el lógos, que constituye la ley y el orden del todo: el universo, por tanto, se concibe como algo ordenado según una razón que el hombre puede descubrir.

Pluralistas: Empédocles, Anaxágoras y Demócrito.


Anaxágoras introduce el nous o inteligencia como principio de orden, animación e individuación de las cosas que constituyen el orden armónico del universo. Explica la transformación a partir de las homeomerías. Al igual que los atomistas, para explicar el cambio recurre a partículas invisibles cuyas diferentes combinaciones dan lugar a los cambios aparentes. Pero a diferencia de los átomos de Demócrito y Leucipo, las homeomerías de Anaxágoras son semillas de todas las cosas cualitativamente distintas unas de otras (antecedente de la genética).

· Empédocles (Agrigento, Sicilia), por su parte, habla de la combinación de los cuatro elementos (tierra, agua, aire y fuego) a partir de dos principios: el amor y el odio, antecediéndose así a las fuerzas de atracción y repulsión de la física moderna.

Y aún nos queda hablar de las aportaciones de la escuela pitagórica y de la hipocrática, junto con todo el saber aristotélico que tantos siglos perdurará; y en otra entrega, la ciencia helenística y romana.

miércoles, 3 de marzo de 2010

Tesis doctoral

Para quien pueda interesarle, mi tesis doctoral está publicada en el Archivo Digital de la Biblioteca de la UNED.

Bajo el título de Formas marginales de la racionalidad en las ciencias ocultas, me adentro en el origen de las creencias hoy en día consideradas supersticiosas, como la magia, la astrología, la alquimia y la teurgia.

...........Todo surgió a partir de la duda: ¿a quién se le ocurrió por primera vez...? que un gato negro diera mala suerte, que se pudiera leer el destino en las entrañas de los animales, o en los astros, que unos signos o amuletos cualesquiera pudieran controlar las fuerzas del universo y las voluntades de los hombres... Todo tiene una razón y un porqué. O varios.
.........A través del estudio de los textos más antiguos que se conocen al respecto, de la época helenística, os invito a adentraros en las mitologías egipcia, griega o babilónica, en la relación del hombre con los propios descubrimientos que ha ido haciendo, en las imágenes y creencias a que traduce la capacidad de la naturaleza de transformarse y de generar, y su propia capacidad humana de manipular esas leyes.
........Un mundo apasionante en un contexto apasionante, como es el universo mental del hombre.


-----La entrada directa es: http://e-spacio.uned.es/fez/view/tesisuned:Filosofia-Ecgarcia

Si el enlace directo da problemas, ir a e-spacio.uned.es y seguir los pasos.